lunes, 5 de octubre de 2009

¡QUIERO ESAS BOTAS!

Llevo unas semanas observando el catálogo de la nueva temporada de Cuple. Y es muy raro que yo guarde propaganda, porque cuando este tipo de publicidad cae en mis manos, tarda 10 minutos en llegar a la basura (justo el tiempo que tardo en echarle una ojeada rápida). Pues bien, no sé muy bien por qué motivo, la nueva colección de botas sigue en mi revistero. Quizás sea para mandarle una indirecta al "cari ", a ver si capta cuál es el tipo de regalo sorpresa que me gusta, jeje. En fin, aquí os muestro una parte de la obra maestra que tiene que acabar en mi armario:



Simplemente perfecta.

Y otra bota que no me importaría usar para ir al trabajo:

Por desgracia, tengo una irritante tendencia a romper en tiempo récord mis zapatos, así que seguramente no amortizaría estas maravillas, que cuestan 199 €.
Por ahora aún hace calorcito y hace poco que he estrenado botines de Hoyvoy:



Y una muestra de lo desastre que soy para mantener en buen estado el calzado. Aquí están mis botines de Zara, estrenados el 7 de septiembre de este año, con el aspecto de haber sido usados desde el año 2007 por lo menos...



No hay comentarios:

Publicar un comentario